Los hábitos intestinales dicen mucho sobre nuestra salud y cómo de bien está funcionando nuestro cuerpo

Los hábitos intestinales dicen mucho sobre nuestra salud y cómo de bien está funcionando nuestro cuerpo

0

Aunque puede ser vergonzoso hablar sobre evacuaciones intestinales, pueden ofrecernos pistas valiosas sobre lo que está sucediendo en el organismo. Hoy te mostramos las respuestas a algunas preguntas relacionadas con hacer caca que probablemente te resulten demasiado embarazosas hacerlas tú mismo.

En este caso, lo que es normal para una persona puede no serlo para otra. Un estudio de 2010 publicado en la Revista Escandinava de Gastroenterología encontró que el 98% de sus participantes iba al baño entre 3 veces a la semana o incluso 3 veces al día (después de cada comida prácticamente). No hay una cifra correcta para todos, pues la mayoría de las personas tiene su propia rutina para ir al baño la misma cantidad de veces al día y durante el mismo tiempo. Desviarse significativamente del patrón regular puede considerarse saludable, pero también puede indicar el desarrollo de un problema estomacal o intestinal.

La frecuencia con la que una persona va al baño puede variar mucho y depende de una variedad de factores que incluyen:

Ingesta de líquidos. Debido a que el intestino grueso absorbe el exceso de agua, no beber suficientes líquidos puede endurecer la caca y hacer que sea más difícil de eliminar.

Edad. El estreñimiento a menudo se asocia con el envejecimiento, pues hace que el intestino disminuya su velocidad, por lo que la caca no pasa tan rápido. Además, es más probable que una persona mayor tome medicamentos que puedan interferir con sus hábitos habituales de defecar.

Actividad física. Mantenerse activo ayuda a que el colon funcione mejor y mueve las heces a través de los intestinos de manera más eficiente. Cuando alguien experimenta estreñimiento o una digestión lenta, salir a caminar o correr puede ayudar a que todo se mueva con más regularidad.

Dieta. Una dieta alta en fibra nos ayudará a tener deposiciones más regulares. Una dieta que carece de fibra puede provocar estreñimiento u otros problemas digestivos. Y es que lo que come una persona juega un papel importante en la frecuencia con la que va al baño.

Historial médico. Algunas afecciones médicas y medicamentos pueden afectar la salud intestinal y hacer que una persona vaya al baño más o menos a menudo de lo normal. Las enfermedades inflamatorias del intestino, como la enfermedad de Crohn o la colitis ulcerosa, e incluso un virus básico de la gripe estomacal, pueden cambiar la frecuencia con la que una persona hace caca.

Hormonas. Algunas hormonas, como la progesterona y el estrógeno, pueden afectar la frecuencia conque una mujer va al baño. Por ejemplo, algunas mujeres experimentan una mayor frecuencia de defecación en los días previos y al comienzo de su período.

¿Qué es lo normal? Los hábitos saludables del intestino significan que alguien está defecando regularmente y que la caca es suave y se expulsa fácilmente. Los movimientos intestinales regulares permiten que el colon se vacíe sin dolor o incomodidad.

¿Qué NO es normal? Las heces acuosas (diarrea) indican que se están moviendo a través del colon muy rápidamente, generalmente como resultado de irritación, como una infección u otra fuente de inflamación.
Tener diarrea crónica puede provocar deshidratación o desequilibrios electrolíticos. También puede conducir a falta de nutrientes en el organismo porque el intestino no puede absorberlos cuando la caca se mueve tan rápido.

Muy Interesante

 

Acerca del autor

Redacción

Somos un grupo de profesionales de la información y comunicación radiofónica y televisiva y ésta es nuestra ventana para expresar con libertad y responsabilidad puntos de vista sobre el acontecer nacional.

Su dirección de correo no será publicada, revise los campos marcados*