Una de cada 3 personas mayores toman somníferos. Por: Dra. Mónica Núñez

Una de cada 3 personas mayores toman somníferos. Por: Dra. Mónica Núñez

0

En el  Health Day News USA de septiembre de 2017  se menciona que un tercio de los estadounidenses de edad avanzada toman algo que les ayude a dormir, pero la mayoría no hablan de sus problemas para Insomnio con el médico; según una encuesta reciente realizada por el Instituto de Políticas de Atención Médica e Innovación de la Universidad de Michigan.

El insomnio según la clasificación internacional de los trastornos de sueño (ICTS-3), publicada en 2014, se define como una dificultad persistente en el inicio del sueño, su duración, consolidación o calidad que ocurre a pesar de la existencia de adecuadas circunstancias y oportunidad para el mismo y que se acompaña de un nivel significativo de malestar o deterioro de las áreas social, laboral, educativa, académica, conductual o en otras áreas importantes del funcionamiento humano.

Es  el trastorno de sueño más frecuente, afecta con mayor prevalencia a mujeres, pero aparece cada vez más frecuente en varones posiblemente relacionado con alguna enfermedad o por los hábitos sociales.

Aunque los problemas para dormir pueden producirse a cualquier edad, la encuesta mencionada incluyó a más de 1,000 participantes, de 65 a 80 años de edad. La mitad pensaba que los problemas para dormir son una parte natural del envejecimiento. Se encontró que el 8 % de los encuestados dijeron que toman medicamentos para dormir recetados con regularidad u ocasionalmente, y que esa tasa era del 23 % los que dijeron que tenían problemas para dormir tres o más noches a la semana. La mayoría de los que tomaban medicamentos para dormir recetados habían estado tomándolos durante años.

Es fundamental recordar que el insomnio crónico se caracteriza por quejas en inicio o en el mantenimiento del sueño, que se  sucede más de tres veces por semana y al menos durante tres meses, puede ocurrir aisladamente o como una condición comórbida, con una alteración mental en enfermedad médica o uso de algunas  sustancias. Por lo que  en ciertos grupos de edad como en los adultos mayores se ha creado la necesidad de utilizar medicamentos para conciliar el sueño. Por estas razones, actualmente se reconoce como un trastorno con entidad propia y requiere tratamiento, independientemente de las causas que participan en su aparición y/o cronificación.

TRATAMIENTO:

El objetivo del tratamiento es identificar y corregir la causa que lo provoca, y evitar enérgicamente su perpetuación. La terapia inespecífica consiste en la administración de hipnóticos y sustancias y técnicas promotoras del sueño. En general, los hipnóticos deben reservarse para el insomnio transitorio. En casos leves pueden utilizarse antihistamínicos y productos naturales.

En los hipnóticos pueden haber grandes beneficios como tener un sueño reparador y una magnifica calidad de vida diaria o tener grandes dificultades en las personas que abusan  de ellos por el tiempo prolongado; se ha reportado que en estos casos puede repercutir en gran manera en la posterior vigilia del paciente, pude ser motivo de accidentes en adultos,  traumatismos por caídas, problemas de memoria, estados de confusión mental y adicción.  Estos medicamentos deben ser recetados de acuerdo a su farmacodinamia y farmacocinética a criterio del médico de acuerdo a la historia clínica del paciente.

También debe recomendarse otro tipo de medidas conductuales.

  1. Estímulo control. Esta técnica está basada en el principio de que fortalecer la relación entre la cama, la alcoba y el sueño propicia una sensible mejoría del insomnio.
  2. Permanecer en cama despierto propicia que el paciente relacione la cama con la vigilia nocturna en lugar de con el sueño.
  3. Vaya a dormir solo cuando tenga sueño.
  4. Utilice la cama solo para dormir y para las relaciones sexuales.
  5.  No debe comer, leer, ver la TV, escuchar la radio o trabajar en la cama.
  6.  Si no consigue dormirse en 15 minutos, salga de la cama, vaya a otra habitación y haga alguna actividad relajante, intrascendente, y después retorne al lecho si se encuentra de nuevo somnoliento.
  7. Repita el paso 3 cuantas veces sea necesario.
  8. Coloque la alarma del despertador a la misma hora cada día y levántese siempre a esa hora.
  9.  No realice siestas y siempre cene ligero.
  10. Duerma con ropa cómoda, en un recámara con medioambiente grato, ventilada y con temperatura agradable.

La terapia conductual y cognitiva es eficaz y probablemente de elección en el tratamiento a largo plazo del insomnio crónico.

Referencias

  1. McMillan JM, Aitken E, Holroyd-Leduc JM. Management of insomnia and long-term use of sedative-hypnotic drugs in older patients. CMAJ 2013; 185(17):1.499-505-
  2. http://www.cenetec.salud.gob.mx/descargas/gpc/CatalogoMaestro/492_GPC_Insomnio_del_Anciano/IMSS-492-11-GRR_InsomnioAnciano.pdf
  3. http://www.ses.org.es/docs/guia-de-insomnio-2016.pdf
  4. http://www.msc.es/biblioPublic/publicaciones/recursos_propios/infMedic/docs/vol32_4TratInsomnio.pdf
foto:holadoctor.com
Acerca del autor
mm

Mónica Núñez

Médico egresada de UNAM con especialidad en nutrición clínica y bariatría por la Escuela Nacional de Estudios Profesionales Zaragoza. Máster en Medicina Estética por la Universidad de las Baleares en Palma de Mallorca, España, presidenta del Colegio de Profesionales en Medicina Estética 2012-2014, profesora en Medicina Estética desde 1999. Directora del Instituto de Posgrado en Medicina y Directora general de Healthy Silhouette. Colaboradora de “Monitor” y del noticiario “Reporte 98.5” desde 2004.

Su dirección de correo no será publicada, revise los campos marcados*