Sismos: otra clase de damnificados: Por Alfredo Vega

Sismos: otra clase de damnificados: Por Alfredo Vega

0

Sin dar nombres, el editorial del pasado fin de semana en el semanario “Desde la Fe que auspicia el Arzobispado de México, asegura que, políticamente, la primera consecuencia de los sismos es que “ha cuarteado las aspiraciones de algunos que ya se alzaban como candidatos seguros y virtuales ganadores”.

El editorial agrega que lo que la grilla no pudo, lo hizo el estremecimiento de la tierra, en alusión al par de movimientos telúricos que sacudieron al país el pasado mes de septiembre.

Más aún, la Arquidiócesis de México afirma que lo ocurrido cimbró al “vetusto aparato obeso y esclerotizado, producto de las abundantes prebendas y beneficios presupuestales”, y que “devolver dinero y cancelar la totalidad del financiamiento público, son recursos demagógicos para capitalizar votos, pero implicarían el reavivamiento de viejas prácticas por lo pronto superadas”.

Y es que los movimientos telúricos del mes pasado, en especial el terrorífico sismo del 19 de septiembre, llegaron quizás en el momento menos oportuno para quienes ya se veían en estos días en un lugar del arrancadero para buscar un hueso en el 2018, y en especial, el premio mayor que es la silla principal de Los Pinos. La de la Presidencia de la República.

La tragedia agarró en curva a nuestros políticos, y su desempeño en estos aciagos días será sin duda definitorio en su futuro dentro del mal llamado “servicio público”, porque para la mayoría se trata más bien de “servicio privado”, toda vez que se despachan con la cuchara grande de los presupuestos, que no siempre van a parar a los verdaderos beneficiarios.

Así, entre quienes se encuentran especialmente en estas semanas frente al escrutinio público, destaca el jefe de gobierno capitalino, Miguel Angel Mancera quien ha decidido acaparar los reflectores y fungir no solo como jefe de gobierno sino como vocero de sí mismo, acaparando los informes cotidianos sobre la evolución en la atención a los afectados, recuperación de cuerpos con o sin vida, balance de daños, y reconstrucción.  No importa que sus colaboradores conozcan los problemas que enfrenta la ciudad al detalle luego del sismo.  El va primero.

Sí, los reflectores para él solito y, en contadas ocasiones, para su gabinete, que ha debido dar paso a su jefe, urgido de erigirse en el foco de atención en tiempos de desastre, porque sin duda querrá capitalizar los resultados de su gestión de la crisis en su carrera por la candidatura del Frente Ciudadano para 2018, beneficiado además, del retiro de una de sus principales competidoras, la expanista Margarita Zavala.

En este frente PAN-PRD-Movimiento Ciudadano, todos salen raspados ambos partidos por su tardía reacción ante la crisis, y en el caso del panista Ricardo Anaya, el golpe adicional que representa la salida de Zavala de las filas de Acción Nacional, en un hecho que nos muestra como las ambiciones de poder llevan a algunos a buscar una candidatura como sea y la exprimera dama se va por la libre porque en el Frente, los tiempos de la coalición no son los suyos ni los de su esposo.

Mancera parece no tener ahora rival y enfilaría hacia la candidatura aprovechando la coyuntura que le ofreció el sismo y la tragedia para miles de personas en la capital del país…si los tiempos lo permiten.

     En el PRI, pareciera que el mejor librado del desastre sismo del día 19 es el secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño, quien además, ya venía lidiando con la destrucción generada en el sistema educativo por el temblor del 7 de septiembre en Oaxaca y Chiapas, en donde se perdió un buen número de planteles escolares.

El terremoto del 19, golpeó a la capital y otros 3 estados de la República, afectando las actividades de cientos de miles de educandos en el país porque son muchísimos los planteles dañados o destruidos. Censar escuelas y escolapios afectados así como supervisar la reconstrucción de los planteles, es una tarea ardua que tomará tiempo, y a ver si este no se come las aspiraciones de Nuño, aun cuando salga bien librado de esta contingencia.

Por otro lado, el trabajo de Miguel Angel Osorio en la emergencia no ha tenido los mismos reflectores   de otros funcionarios, independientemente de la importancia del mismo, por lo que evaluar sus aspiraciones al cierre de septiembre no arrojaría cambios significativos.

En cuanto al secretario de Hacienda, José Antonio Meade, es quizás el menos expuesto por los sismos de entre los 3 eventuales aspirantes a la candidatura presidencial del partido en el poder, y su labor de calcular el monto de los daños que dejaron los movimientos telúricos y reunir los recursos para la reconstrucción, tendrá tu punto clave en la gestión de los mismos, ya que una mala administración del dinero podría dejarlo fuera.

Finalmente, en Morena, tal vez la persona más afectada por el desastre no fue Andrés Manuel López Obrador sino la delegada en Tlalpan, Claudia Sheibaum, quien hasta hace un mes era la virtual candidata morenista a la jefatura de gobierno de la Ciudad de México. Hay quienes afirman que entre los restos del derrumbado colegio Enrique Rébsamen debido al temblor del  S-19,apareció la candidatura de Claudia, señalada, con o sin razón, porque la mano de la corrupción delegacional, están detrás del desplome del colegio en donde perecieron más de 20 personas, en su mayoría niños.

Ya veremos si, como dice el Arzobispado de México, los sismos cuartearon las aspiraciones de algunos que ya se alzaban como candidatos seguros y virtuales ganadores. Ni modo que los implicados abandonen sus obligaciones en el cargo en esta emergencia, por amarrar sus candidaturas. ¿les alcanzará el tiempo?.

 

 

Acerca del autor

Redacción

Somos un grupo de profesionales de la información y comunicación radiofónica y televisiva y ésta es nuestra ventana para expresar con libertad y responsabilidad puntos de vista sobre el acontecer nacional.

Su dirección de correo no será publicada, revise los campos marcados*