Lecciones no aprendidas del 85. Por Alfredo Vega  (con video)

Lecciones no aprendidas del 85. Por Alfredo Vega (con video)

0

      El fuerte sismo del pasado 19 de septiembre en la Ciudad de México mostró entre otras cosas no solo incontables muestras de apoyo, civismo y solidaridad de miles de capitalinos para con los afectados, sino además, cuan miserables pueden ser en ciertos casos los seres humanos. La posibilidad de obtener dinero rápido y mediante ilícitos, es algo que ha distinguido por siglos a las personas, y tanto los trágicos sucesos del S-19 como los días posteriores, así lo demuestran.

Por necesidad y de alguna forma para que no me contaran las cosas, me di una vuelta por parte de las colonias Roma y Condesa para tener una idea más clara de los daños generados por el sismo del martes 19 de septiembre a las 13.14 horas. Yo viví en esa zona por espacio de 30 años y me tocó formar parte de los cientos de miles o quizás millones de capitalinos presas del pánico cuando se produjo el terremoto de 1985 a las 7 de la mañana con 19 minutos.

El panorama en la Condesa y la Roma es en algunas calles desolador e  impactante, y no me imagino el terror vivido al momento del sismo por los habitantes de un buen número de inmuebles que quedaron al borde del colapso en esa zona de la delegación Cuauhtémoc  tras el movimiento telúrico de hace 2 semanas.

No pocas construcciones afectadas severamente en el terremoto del 85, volvieron a quedar inhabitables o de plano se vinieron abajo, porque no tenían ya remedio o porque fueron mal reparadas.

Casos como los de  los inmuebles de Sonora y Amsterdam, Insurgentes y Aguascalientes, Medellín e Insurgentes o el emblemático edificio Basurto ubicado a unos pasos del Parque México, por citar algunos, son ejemplos de edificaciones seriamente dañadas hace 32 años y en donde aunque se les hicieron reparaciones, el sismo de septiembre de 2017 mostró que fueron mal rehabilitadas y alguien aprobó dichos trabajos, o que de plano ya no eran utilizables.

Siendo estas 2 colonias quizás las más vulnerables de la capital del país en caso de sismo, toda obra o reparación en la zona tendría que ser bien supervisada.  Hoy día, hay calles de la Roma que parecen bombardeadas y la desolación que se percibe por la noche impacta tanto como su silencio.

Ni qué decir de la delegación Benito Juárez, gobernada en los últimos trienios por el Partido Acción Nacional y en donde alguien o mejor dicho, algunos,  se han enriquecido aprobando la construcción de edificios por todos lados, muchos de ellos con 5 pisos o más, a pesar de que, de acuerdo con los vecinos de la demarcación, no debieran otorgarse los permisos para ello. Esta demarcación sufrió también daños, y  las investigaciones, bien gracias.

Ni como explicar los derrumbes en colonias como la Del Valle, en donde el sismo del 85 no golpeó como sucedió ahora. Edificios no tan viejos se vinieron abajo y pues… quizás sí haya explicación en el ahorro criminal de recursos utilizando materiales corrientes para la construcción, aunado a corrupción en el otorgamiento de permisos y aprobación de obras por parte de constructoras, inmobiliarias y autoridades.

Lo del colegio Enrique Rébsamen ya tiene respuestas: dueños tramposos y abusivos que construyeron de más, de manera ilegal y sobrepasando la carga que podía soportar una parte del inmueble, acompañados de autoridades locales corruptas que en su momento olvidaron las multas y avalaron las obras.

¿Cuantas obras han sido aprobadas en las mismas condiciones?

Curiosamente, si usted que lee estas líneas decide darse una vuelta por las colonias Roma y Condesa, encontrará un hecho irrefutable. Construcciones que datan quizás de hasta 80 años en donde los sismos de septiembre no ocasionaron daño alguno, junto a edificios levantados hace unos 30 o 40 años, amén de uno que otro remodelado recientemente, en donde el movimiento telúrico ocasionó daños, muerte y desolación.

Aprendimos muchas cosas desde el terremoto del 19 de septiembre del 85. Queda la dua de qué tanto aprendimos y que lecciones no pudimos asimilar.

Acerca del autor

Alfredo Vega

Coordinador de información y productor de noticiarios radiofónicos. Fue coordinador y productor de los programas: Monitor de José Gutiérrez Vivó de 1983 a 1995 y coordinador de transmisiones internacionales. Productor General del informativo, "Detrás de la La Noticia" de Ricardo Rocha, Productor General de la primera emisión de Así es la Noticia en radio 13 y actualmente es coordinador de información y productor general del noticiario "Reporte" con Martín Espinosa, en Grupo Imagen. . Colabora en este sitio con la columna: Detrás del Cristal.

Su dirección de correo no será publicada, revise los campos marcados*