Mi hermano persigue dinosaurios. Basado en una historia real

Mi hermano persigue dinosaurios. Basado en una historia real

0

Mi hermano persigue dinosaurios es una historia intimista, tierna y conmovedora, que nos subraya lo maravilloso de la diversidad. Con un tratamiento profundo pero cómico, cariñoso y personal que toca un tema de interés social: el Síndrome de Down.

Tienes cinco años, dos hermanas y deseas con todas tus fuerzas un hermanito para jugar a cosas de chicos. Un día tus padres te anuncian que tendrás a ese hermano y que será especial. Estás loco de alegría: especial para ti significa «superhéroe».

Tras su nacimiento, poco a poco entiendes que sí, que es distinto a los demás, pero que lo de los superpoderes no acaba de ser verdad. Al final descubres las palabras «síndrome de Down», y tu entusiasmo se transforma en rechazo, incluso en vergüenza. Deberás atravesar la adolescencia para darte cuenta de que tu idea inicial no estaba tan equivocada y dejarte contagiar por la vitalidad de Giovanni hasta concluir que quizá sí es un superhéroe de verdad. Y que, en cualquier caso, es tu mejor amigo.

En palabras del autor:
«En resumen, esta es la historia de Giovanni.
             Giovanni, que a sus trece años tiene una sonrisa más ancha que sus gafas. Que adora a los dinosaurios y el rojo; que va al cine con una amiga, vuelve a casa y anuncia: “Me he casado”. Giovanni, que baila en medio de la plaza, solo, al ritmo de la música de un artista callejero, y los transeúntes, uno tras otro, se sueltan y empiezan a imitarlo: Giovanni es un tipo que hace bailar plazas enteras. Giovanni, para quien el tiempo siempre son veinte minutos, nunca más de veinte minutos: si alguien se va de vacaciones durante un mes, se ha ausentado veinte minutos.
           Giovanni, que sabe ser agotador, extenuante, que cada día sale al jardín y les lleva una flor a sus hermanas. Y si es invierno y no encuentra la flor, solo les lleva hojas secas.
             Giovanni es mi hermano. Y esta también es mi historia. Yo tengo diecinueve años, me llamo Giacomo.»

FRAGMENTO:
“—Tenemos que contarles algo… Tiene que ver con su hermano.
Mi padre le estrechó la mano.
—Su hermano… —dijo, e hizo una pausa—. Bueno, su hermano será… especial.
Chiara y yo nos escrutamos, moviendo sólo los ojos.
—¿Especial? —dijo ella.
—¿Especial en qué sentido? —dije yo.
—En el sentido —dijo mi padre—, de que será… diferente. Cariñoso, sobre todo. Muy muy cariñoso. Y, además, sonriente y amable. Y tranquilo. Y con sus, digamos que con sus tiempos.
Levanté una ceja.
—¿Sus tiempos?
—Y más cosas que aún no sabemos —sonrió mi madre.
—Entonces ¿es una buen noticia? —prenguntó Chiara.
—No sólo es una buena noticia —dijo mi padre, serio. Arrugó la frente de una manera cómica y el coche empezó a inflarse y a desinflarse como si estuviera respirando con nosotros—. Es mucho más —dijo—. Es una noticia arrolladora. —luego se dio la vuelta y encendió la radio.
Eso. En ese instante lo que me sorprendió —lo que me ha quedado grabado de aquel día— es lo de la radio. Mi padre nunca ha escuchado mucha música, pero tiene esa pasión por Bruce Springsteen: si se le pregunta, diría que todo lo que puede decirse sobre la vida o sobre la muerte, sobre el amor o sobre las opciones, está dicho en una canción de Bruce Springsteen. Así, encendió la radio y de los amplificadores brotó el sonido punzante de una armónica, y el coche se llenó de melancolía. Springsteen comenzó a cantar. ‘The River’. Y aunque yo no entendía nada de lo que decía —ni siquiera sabía que la canción era ‘The River’—, aunque no entendía nada, me sentí arrastrado por un torrente de emociones. No sabría decir por qué, pero recuerdo, y lo recuerdo con una intensidad inequívoca, que habría querido abrazarlos a todos. Y quizá, de algún modo invisible, ya lo estaba haciendo. A mi padre porque era mi padre. A mi madre porque era mi madre. A mis hermanas… bueno, sí, en fin, las habría abrazado incluso a ellas. Por algún motivo.
Algo extraordinario estaba a punto de ocurrir.”

Giacomo Mazzariol nació en 1997 en Castelfranco Veneto, donde vive con su familia. En marzo de 2015 subió a YouTube un corto, The Simple Interview, grabado junto a su hermano pequeño Giovanni. En este vídeo Giacomo entrevistaba a su hermano de doce años, que tiene síndrome de Down, y en él ponía de manifiesto su maravillosa visión de la vida. El vídeo se hizo viral y tuvo muchísimo eco en la prensa italiana.

Acerca del autor

Redacción

Somos un grupo de profesionales de la información y comunicación radiofónica y televisiva y ésta es nuestra ventana para expresar con libertad y responsabilidad puntos de vista sobre el acontecer nacional.

Su dirección de correo no será publicada, revise los campos marcados*