Una antorcha en las tinieblas

Una antorcha en las tinieblas

0

Tras el desenlace de la cuarta prueba, Laia y Elías se ven obligados a huir de la ciudad de Serra perseguidos por un ejército de máscaras. Ahora, su única esperanza es Darin, el hermano de Laia, cuyos conocimientos sobre el acero sérrico son la clave para el futuro de los académicos. Pero Darin se encuentra encerrado en la prisión de Kauf, la más inexpugnable y peligrosa de todo el imperio. A pesar del riesgo que supone, Laia está decidida a liberar a su hermano y Elias resuelto a seguir a su lado, aunque ello suponga renunciar a su propia libertad.

Juntos tendrán que luchar a cada paso para llegar a su destino y burlar a todos sus enemigos: el cruel Comandante, los soldados del Imperio, el sádico guardián de Kauf, y sobre todo, a Helene Aquilla, sometida a la voluntad de Marcus, el retorcido nuevo líder del Imperio. La que una vez fue amiga y compañera tendrá que hacer frente a una misión tan clara como indeseada: encontrar al traidor Elias Veturius y a su compañera… y matarlos a los dos.

Lee el primer capítulo

FRAGMENTO:
“La puerta de la mazmorra se abre y se cierra. Llegan mensajeros, deliberan. Las preguntas del norteño cambian, aunque nunca acaban.
          —Sabemos que se escapó con la chica por los túneles —tengo un ojo tan hinchado que no puede abrirse, pero, mientras el norteño habla, lo miro con rabia con el otro—. Han asesinado a medio pelotón ahí abajo.
          ‘Ay, Elias.’ Esas muertes lo atormentarán, no las verá como algo necesario, sino como una elección: la elección equivocada. Tardará mucho más en lavarse esa sangre de las manos de lo que habría tardado yo.
          Sin embargo, parte de mí se siente aliviada de que el norteño sepa cómo ha escapado Elias. Al menos no tendré que seguir mintiendo. Cuando me pregunte por la relación entre Laia y Elias puedo responder con sinceridad que no sé nada.
            Sólo debo sobrevivir lo suficiente para que me crea.
            —Háblame de ellos. No pido mucho, ¿no? Sabemos que la chica estaba en la resistencia. ¿Se ha convertido Elias a su causa? ¿Eran amantes?”

Sabaa Tahir se crió en un pequeño motel que su familia regentaba en el desierto de Mojave, California. Pasó su infancia devorando novelas de fantasía, saqueando la colección de cómics de su hermano y arrancándole acordes a su guitarra.
Empezó a escribir Una llama entre cenizas mientras trabajaba por las noches como editora en un periódico. Le encantan el rock indie, los calcetines llamativos y todo lo que tenga algo de nerd. Actualmente vive con su familia en el Área de la Bahía de San Francisco.

Acerca del autor

Redacción

Somos un grupo de profesionales de la información y comunicación radiofónica y televisiva y ésta es nuestra ventana para expresar con libertad y responsabilidad puntos de vista sobre el acontecer nacional.

Su dirección de correo no será publicada, revise los campos marcados*